Publicidad

Buen final de The Walking Dead. Esperemos que la tercera temporada siga así


Aunque todavía tendremos que esperar una gran cantidad de meses hasta el estreno de la tercera temporada, ya es inevitable pensar en ella.

Si todavía no has visto la segunda parte de la segunda temporada no leas esta opinión, espera a ver el final. No puede ser de otra manera, una crónica de este final de temporada tiene que ser teniendo en cuenta las muertes que han habido, muy importantes para la serie. Muertes que por otro lado para muchos eran esperadas.

Sobretodo la que propicia Rick en el penúltimo episodio. Una muerte que, aunque ha intentado guardar cierto paralelismo con el cómic, a parte de llegar tarde, llega de manera muy diferente por la trama y por el ejecutor.

El episodio anterior muestra una polémica que es la base de The Walking Dead. Llega el momento de plantearse temas tan extremos como el valor de la humanidad y la convivencia y si la situación extrema que están viviendo es o no suficiente para que la vida que están teniendo sea motivo de perder ciertos valores.

Ya no solo se trata de la lucha con los muertos, ahora también se trata de la lucha con los vivos.

Pero sin duda, lo mejor ha sido el último episodio. Como viene siendo habitual en The Walking Dead son mejores las puertas que se dejan abiertas que las que se ve. La falta de ritmo de la segunda temporada no se ha visto reflejada en el último episodio. Un episodio que nos deja con las ganas de ver más.

Michone, la Samurai que aparece para salvar a Andrea es uno de los mejores momentos de la temporada junto con el cambio de Rick. La conversación que tiene con el grupo al final, erigiendose como lider total sin Shane, es otro de los grandes momentos.

Lástima que se haya destinado toda la temporada a estar en la granja pero esperemos que la imagen final con la cárcel de fondo augure una tercera temporada con algo más de ritmo. Posiblemente nos acabemos cansando, pero también posiblemente los nuevos personajes que van a aparecer y la nueva actitud de Rick hagan que las historias entre los personajes sean mejores que en esta segunda temporada.

Solo espero que, aunque con cierto paralelismo, la historia entre cómic y serie se va distanciando poco a poco, maten de una vez al personaje de Lori, cada vez peor interpretado por Sarah Wayne Callies.

Nuevamente sabor agridulce con The Walking Dead. Esta segunda mitad con algo más de nivel pero debe seguir mejorando. Esperemos que la tercera temporada siga el ritmo y nivel del final de la segunda.

“Se ha acabado la democracia”.

  • Tweet This!
  • Facebook
  • Digg it!
  • Add to Delicious!
  • Stumble it
  • Menéalo
  • Subscribe by RSS

Deja tu comentario