Publicidad

El estreno en La Sexta de The Walking Dead de la segunda temporada empieza bien mientras en USA debaten sobre la polémica del derecho a la vida después del último episodio emitido


El pasado miércoles se estrenó en La Sexta la segunda temporada de The Walking Dead. El episodio no fue el líder de la franja horaria pero si consiguió unir a casi 2 millones de espectadores delante del televisor.

Puede parecer un dato flojo pero hay que recordar las medias de La Sexta en esos horarios, que es una serie muy seguida por Internet y ya lleva algunos episodios por delante (incluso la versión doblada al castellano) y que veía de una audiencia de 1 millón de espectadores de El Intermedio y volvió a bajar a 1.2 millones de espectadores con Person of Interest. Es decir, que 1 millón de espectadores sintonizaron La Sexta solo para ver The Walking Dead, doblando la audiencia que tenía en ese momento. Un gran dato para la serie.

Hasta aquí la noticia de la audiencia en abierto en España de la serie. Si no vas al día en los episodios que se están emitiendo en Estados Unidos o en la FOX España y no quieres tener ningún avance aquí debería acabarse la noticia.

——–

El caso es que en Estados Unidos después de la emisión del último episodio se ha generado una gran polémica. El momento en Lori decide intentar abortar tomándose gran cantidad de pastillas del día después ha levantado una gran polémica.

Se ha iniciado el enésimo debate sobre el derecho a la vida y sobretodo están presionando sobre la desinformación que puede provocar lanzar el mensaje que ese tipo de píldoras se usen como método anticonceptivo, algo para lo que no están destinadas esas píldoras.

Glen Mazzara, el productor de la serie, ha salido al paso de la polémica declarando que todo el equipo sabe que esas píldoras no inducirían al aborto pero que se ciñen a su derecho de libertad creativa para contar la historia.

Además del tema aborto, el derecho a la vida también surge cuando vemos el granero lleno de zombis. Surge nuevamente la polémica sobre el derecho a la vida entre los que piensan que no se debería matar a una persona enferma y los que, obviamente, comentan que un zombi es simplemente un personaje ficticio que además está muerto con lo que no es una enfermedad.

Una polémica que como siempre viene del lado ultraconservador estadounidense pero que puede traer más espectadores a la serie, una publicidad gratuita para The Walking Dead. Esperemos que quede así y no sea perjudicial para los futuros guiones de la historia.

  • Tweet This!
  • Facebook
  • Digg it!
  • Add to Delicious!
  • Stumble it
  • Menéalo
  • Subscribe by RSS

Deja tu comentario